Zeolita – impuridades e identificación de fase

Las zeolitas, ya sean naturales o sintéticas, son usadas hoy en día como catalizadores, absorbentes, y tamices moleculares. En los últimos 60 años, estos compuestos basados en los aluminosilicatos han demostrado ser bastante versátiles en aplicaciones industriales y de investigación para la limpieza ambiental, craqueo de petróleo, filtraciones/separaciones, e intercambio de cationes en materiales. Una estructura de cinco silicios y tetraedros de aluminio (testosilicatos) resulta en una estructura parecida a una jaula con grandes espacios abiertos, “poros”. Dependiendo del intervalo de los espaciadores-d y los otros átomos presentes, el orden puede ser ajustado para ceder canales o poros de un tamaño de 3 a 10 Å. Pequeños cambios en el proceso de sintetización pueden cambiar el tamaño de los poros o que su carga seleccione diferentes tipos de materiales específicos.

zeolite1

Figura 1: Este patrón de difracción presenta cuatro muestras de zeolita tipo LTA con porcentajes de contaminación de sodalita variantes, y marcadores de identificación de fase. Los marcadores grises corresponden al compuesto de zeolita-LTA; los marcadores rojos corresponden al compuesto de sodalita.

Al compararlos con la base de datos de materiales conocidos publicada por el Centro Internacional de Datos de Difracción (CIDD o ICDD) y la Base de Datos de Estructuras Cristalinas Inorgánicas (BDECI o ICSD), los componentes o impuridades (fases) individuales pueden ser identificados mediante sus patrones de difracción de rayos X obtenidos con el MiniFlex de Rigaku. Más de 1229 estructuras están disponibles en las bases de datos combinadas para la identificación de materiales finalizados.

zeolite2

Figura 2: Este patrón de difracción presenta tres regiones del difractograma agrandadas para facilitar la visualización.